La importancia de una alimentación saludable en los niños

Físicamente, el cuerpo de un niño es diferente del de un adulto, y puede ser difícil de entender que un niño no es un adulto en miniatura. Debido a que los niños están creciendo y desarrollándose, tienen necesidades nutricionales particulares. Incluso los adolescentes siguen creciendo, a menudo en formas que no podemos ver. Dar a los niños opciones nutricionalmente densas de alimentos es importante para el crecimiento global adecuado y el desarrollo.

Demandas nutricionales

El cuerpo de un niño necesita nutrición, no sólo comida. Según kidshealth.org, uno de cada tres niños en Estados Unidos tiene sobrepeso u obesidad. Permitir que los niños coman alimentos procesados ​​y rápidos en lugar de frutas, verduras y otros alimentos enteros está empujándolos hacia tener problemas de peso durante toda la vida. Una alimentación saludable es vital. Si las necesidades nutricionales no han sido satisfechas debido a que muchos alimentos azucarados y altos en grasa están reemplazando los alimentos nutritivos, los niños pueden ser incapaces de desempeñarse a niveles apropiados para la edad. Los niños tienen una mayor tasa metabólica, que requieren más ingesta calórica que los adultos, pero es vital que las calorías que consumen son nutritivas.

Comidas que se deben evitar

Los sistemas inmunológicos de los niños están subdesarrollados, lo que los hace propensos a la infección. Al considerar la dieta de un niño, es importante saber qué incluir y qué no incluir con el fin de evitar la enfermedad. La mayoría de los alimentos procesados ​​contienen azúcares blancos, harinas blancas, edulcorantes artificiales o colorantes de alimentos que pueden dejar el cuerpo débil aquellos alimentos proporcionan poco valor nutricional. Por lo tanto, la eliminación de los alimentos chatarra dejará espacio en la dieta de frutas, verduras y granos enteros, todos los cuales aumentan el sistema inmunológico.

Reglas generales

Debido a que los cuerpos de los niños están creciendo y debido a que tienen altas tasas metabólicas y sistemas inmunes subdesarrollados, comer sano es importante. Las recomendaciones de calorías y las necesidades energéticas promedio varían con la edad. Los recién nacidos de un año de edad necesitan hasta 850 calorías cada día. Los niños de uno a seis años necesitan de entre 1.300 y 1.800 calorías diarias, mientras que los niños de siete años y más pueden consumir hasta 2.000 calorías al día. Tenga en cuenta que estos son sólo cantidades promedio. Los niños que realizan deportes tienen a menudo mayores requerimientos energéticos y necesitan más calorías. El número de calorías que permite que su hijo crezca normalmente es lo que le conviene. Todas las calorías deben provenir de fuentes nutritivas.

Alimentación saludable

Definir una alimentación saludable puede variar de persona a persona. Sin embargo, la mayoría de los expertos están de acuerdo en que una dieta saludable es más que qué comer o qué no comer. Incluye mucha agua y suficiente proteína para el crecimiento y la reparación celular. Los niños necesitan carbohidratos adecuados para sus altos niveles de energía y suficiente grasa para proporcionar ácidos grasos esenciales para el crecimiento celular. Por último, las dietas de los niños requieren suficiente hierro, calcio y vitamina D para fortalecer la sangre y los huesos, así como el zinc y el magnesio para apoyar el sistema inmunológico. Todos estos requisitos nutricionales se pueden satisfacer a través de una dieta alta en frutas, verduras, granos y carnes.

Variedad

La variedad no es cuánto o cuán a menudo un niño come ciertos alimentos, sino que se refiere a la variedad de opciones de alimentos que se comen. Alentar a los niños a comer una variedad de alimentos enteros garantizará un equilibrio de la ingesta nutricional. En Estados Unidos, después de que los bebés comiencen a comer cereal de arroz, se introducen frutas y verduras. Esta es una buena política para continuar durante la vida de su hijo. Hacer las frutas y verduras el plato principal para cada comida se asegurará de que una variedad de vitaminas, minerales y fibra se consumen, lo que facilita el crecimiento saludable.