Los efectos del ácido aspártico sobre la testosterona

La mayoría de los suplementos que aumentan la testosterona incluyen el ácido D-aspártico, que suele aparecer como DAA o D-asp, como el primer ingrediente. Existe cierto debate sobre si el ácido D-aspártico es eficaz o no. El ácido D-aspártico no está destinado a ser utilizado por personas menores de 21 años de edad. Siempre consulte con su médico antes de usar cualquier suplemento.

Nomenclatura de Aminoácidos

Todos los aminoácidos, excepto la glicina, que son utilizados por el cuerpo humano para la síntesis de proteínas tienen dos formas casi idénticas, señaladas como L- o D-. Estas designaciones se refieren a cómo las partes de la molécula reaccionan bajo una luz óptica. Con respecto a la síntesis de proteínas y crecimiento muscular, sólo las formas L se utilizan para este proceso. La forma D de los aminoácidos también se encuentran dentro del cuerpo humano y pueden usarse también en una variedad de procesos.

¿Qué es el ácido aspártico?

El ácido aspártico es un aminoácido que contiene una cadena lateral acídica y se considera que no es esencial. Esto significa que el cuerpo humano puede hacer suficientes cantidades de él si se consumen cantidades adecuadas de aminoácidos esenciales. Se sabe que el ácido L-aspártico participa en el desarrollo de las moléculas que ayudan a crear ADN.

Ácido aspártico y testosterona

Con respecto a la testosterona, se utiliza el ácido D-aspártico, no la forma L. Un estudio realizado en la Universidad de Nápoles utilizando aves demostró que el ácido D-aspártico reacciona dentro del cerebro para liberar la hormona luteinizante, o LH. LH luego viaja a los testículos donde entra en las células especializadas, o células de Leydig, que tienen la función de crear testosterona. Los artículos publicados por “Brain Research Reviews” coinciden con la acción propuesta del ácido D-aspártico y sus efectos sobre la testosterona.

Ácido D-Aspártico y Humanos

Los estudios en animales que demuestran la eficacia son grandes, pero los estudios que usan esos mismos suplementos en seres humanos no son concluyentes. Hay pocos estudios realizados utilizando ácido D-aspártico y humanos. Un estudio en “Biología Reproductiva y Endocrinología” mostró que los machos suplementados con 3,12 g de ácido D-aspártico durante 12 días experimentaron un aumento en su testosterona libre en aproximadamente 40 por ciento. Después de tres días de no uso, sus niveles de testosterona libre cayeron alrededor de 10 por ciento.

No se han realizado estudios a largo plazo utilizando ácido D-aspártico. La mayoría de los fabricantes de productos que contienen ácido D-aspártico recomiendan usar el producto por períodos de 4 a 12 semanas, seguido de un período de cesación del producto de 2 a 4 semanas. Siempre lea la etiqueta del suplemento que está tomando y use esa recomendación en consecuencia. Las recomendaciones actuales basadas en “Biología Reproductiva y Endocrinología” sugieren usar 3,12 g por día.

Uso recomendado