Los mejores ejercicios de gimnasio para perder la grasa del brazo

Jiggly brazos y depósitos de grasa puede ser una frustración para las mujeres y los hombres tratando de perder peso y tonificar. Aunque los mejores ejercicios difieren para todos, hay ejercicios que puede hacer en el gimnasio para aumentar la fuerza muscular y disminuir la grasa del brazo. Comience una rutina de fortalecimiento del cuerpo superior tres veces por semana y haga ejercicio cardio cinco veces por semana para quemar el exceso de grasa en todo el cuerpo, incluso los brazos obstinados.

Extienda el tríceps

Apriete los músculos tríceps con las extensiones. Párese con un peso en su mano izquierda y levántelo sobre su cabeza. Mantenga el brazo firme mientras dobla el codo para bajar el peso detrás de la cabeza. Repita 10 a 12 veces o hasta que esté fatigado durante tres series. Conjuntos alternos con el brazo derecho.

Curl esos brazos

Los rizos bíceps desarrollan el bíceps para los brazos cincelados. Párese con un peso en cada mano, los brazos por los lados y las palmas hacia adelante. Doble los codos para enrollar los pesos hasta los hombros, vuelva a comenzar y repita de 10 a 12 veces o hasta que esté fatigado. Hacer de dos a tres conjuntos en total.

Moverse para perder

Cardio quema calorías para la pérdida de grasa en todo el cuerpo incluyendo los brazos. Para bajar de peso, tendrá que participar en al menos 150 minutos de actividad aeróbica por semana, o cinco sesiones de 30 minutos a una intensidad moderada. Trate de correr, andar en bicicleta, nadar, ir de excursión y usar armas con esquí de fondo o entrenamiento elíptico.

Nutrición Clave

Coma una dieta baja en calorías que sea alta en nutrientes esenciales. Una dieta pobre deshará cualquier efecto positivo que obtenga de hacer ejercicio porque inhibirá la pérdida de grasa y posiblemente conducirá al aumento de peso. Coma verduras, frutas, proteínas magras y grasas saludables con cada comida y / o como merienda. Evite las grasas poliinsaturadas que se encuentran en los alimentos fritos y horneados que pueden contribuir a los brazos grasos.